1809, 2015

Me cago viva…

por |18/09/2015 |Batiburrillo|2 Comentarios

IMG_1144

Me encanta esta expresión, y me encanta pronunciarla, tiene tanta fuerza. Es curioso que muchos temas de conversación de esos llamados escatológicos, igual que las palabras, esas llamadas palabrotas quizá porque se salen de la boca antes de terminar de pronunciarlas, o tal vez porque con una sola, está todo dicho y eso las hace muy grandes y merecedoras del término. Es curioso digo, que desde pequeños son vetadas, y entonces de mayores cobran mas fuerza que nunca, quizá por eso precisamente. Y es como esas herramientas que una vez las descubres, no puedes vivir sin ellas y las usas para todo, “pa un roto y pa un descosío” , como un jarrillo´lata.

Y si encima las mezclas en la misma frase “me cago en el copón bendito” eso ya es apoteósico, y la persona que lo pronuncia,créeme, está muy enfadada.

Estamos acostumbrados a cagarnos en otros, en sus muertos, en sus madres o padres, en sus tradiciones o costumbres, incluso José Sazatoril se atreve a cagarse en el Misterio,(Amanece que no es poco). Pero cagar a solas, es mas raro de contar en voz alta. Y Guadalupe Lancho lo expresa muy bien en el corto de Vicente Villanueva,( Reina y Mendiga) . Me cago viva.

Quién no ha estado en una reunión de trabajo o de tipo formal y entonces alguien te está contando algo, seguro que importante, pero tú solo piensas en una cosa, en cagar, porque te estás cagando y ocupa toda tu mente. Pero lo máximo que puedes decir para no salirte del tiesto, es que te encuentras indispuesta, mas que nada para justificar la palidez y la gotilla de sudor que cae por tu frente. Pero la realidad es que te cagas viva, esa es tu verdadera indisposición, que se solventaría con escasos diez segundos liberadores y maravillosos que te sacarían esa sonrisa de bobalicona, la misma que pones cuando estás enamorada. Pero aguantas estoicamente (malditos estoicos), intuyendo el principio del fin.

En el supermercado es muy habitual, desconozco el motivo. A mí me ha pasado miles de veces, entonces voy por los pasillos andando muy rara, como a trompicones y sin saber ni lo que estoy cogiendo. Y ahora, cada vez que veo a alguien que va con el carrito de la compra andando muy raro, me dan ganas de decirle: te estás cagando vivo,¿verdad?. Lo de Vivo le da un toque redundante que me gusta. Y quizá por eso, evito las grandes superficies.
Es curioso también, que a veces cuando mas lejos estamos de casa, mas hogareños nos volvemos. Supongo que es un forma de estar mas cerca.
Para mí lo de las palabrotas es como estar en casa, de manera que cuando mas lejos he estado y mas rodeada de personas ajenas, muy finas y elegantes seguramente, menos amigos he hecho, quizá por este detalle escatológico y de palabras grandes que ahora me sirve como anécdota y alineación.

Y es que a veces, demasiadas, me gustaría que la realidad fuera mas surrealista. Por eso agradezco a Buñuel películas y escenas como ésta que me alegran el día.

¡Me cago viva!

809, 2015

El final del verano llegó…

por |08/09/2015 |Batiburrillo|2 Comentarios

la foto

Recuerdo cuando era niña y llegaba el primer día de cole. Casi siempre comenzábamos con una Redacción sobre las vacaciones estivales. Entonces era así nuestra EGB. Desconozco si las niñas y niños de Hoy tienen el mismo comienzo.
La Redacción ya suponía una presión en sí por el hecho fundamental de no cometer errores gramaticales o faltas de ortografía. Si a eso le añades la exposición social, toda una clase (recién aterrizada), escuchando tus aventuras y/o desventuras veraniegas, suponía un comienzo bastante estresante, al menos para mí, que siempre he llevado mi propio ritmo y soy mas de petit comité. La vida de adulto, en algunos aspectos, no ha cambiado mucho.

Ahora puedo imaginar cuánta fantasía debía de haber en aquellas redacciones que competían por representar las mejores vacaciones de cualquier niño o niña.
Y después de casi cuarenta años, me encantaría volverlas a leer y me atrevo incluso a volver a ser niña y hacer una redacción de mi verano de 2015:

“ Este verano ha sido caluroso, muy caluroso, ha sido un verano de calor, de reencuentro con los amigos que han estado lejos. Ha sido un verano de muchos abrazos, de risas, de besos y lametones, de amor, de mucho amor y mucho amar. Ha sido un verano de familia, de cortijo y alberca, de moras, de mermelada, de huerto. Ha sido un verano de Aldous Huxley, Phillip K.Dick, Hausmann, de cine al aire libre, de V.O, de calles con encanto, de explorar lugares nuevos, de música, de cervezas, de poco mar, de melancolía..Un verano de sierra, de excursiones, de mas besos..
Ha sido un verano de luna llena, de estrellas fugaces y muchos deseos.
Un verano de charlas hasta el amanecer, de reflexión, de tomar conciencia y decidir..

También ha sido un verano de niños que no han tenido vacaciones ni las van a tener nunca más.Un verano de familias que buscan un nuevo hogar porque el suyo se lo arrebataron los señores de la guerra.
Un verano de mujeres que no conocerán el amor de verdad porque conocieron al hombre que no tenían que haber conocido, al que no tenía que haber existido.

Ha sido un verano de alambradas y parapetos, de muchas vidas perdidas remediablemente.
Un verano de “Telmas” con menos suerte que ella,” Telmas” malqueridas.

Aunque también ha sido un verano de solidaridad, de acogimiento, de lucha, de movilización,de conciencia social y vital, de buena gente que ama y respeta la vida.. de la especie que sea.
Ha sido un verano de sonrisas y lágrimas, un verano agridulce con tintes de esperanza.”

El final del verano llegó y tú partirás..

2904, 2015

Paseicos perrunos

por |29/04/2015 |Vidas perrunas|2 Comentarios

paseoperruno

Telmilla es una regalo que la vida me ha hecho. Disfruto de ella cada día, siendo plenamente consciente además.Por eso lo vivo con tanta intensidad y por eso me siento tan agradecida y afortunada. Me hace reír desde que nos encontramos por la mañana con todo su repertorio de contentura. Me hace unos bailes que ya quisiera Michael Jackson. Hay días que incluso yo estoy flamenca y entonces le doy volumen a la radio de la cocina y bailo también y su cara mirándome, no tiene precio.

DSC_0125

El paseico mañanero nos termina de espabilar y desfogamos las dos. Y así el desayuno al regreso lo disfrutamos de lo lindo.

DSC_0246

DSC_0269

Pero el paseo que mas nos gusta es el de la tarde, porque nos encontramos con sus amigos y se lo pasan pipa.

Después de un año, conocemos a muchos perretes y es precioso ver cómo se reconocen y se saludan en cada encuentro.

DSC_0170

perretes

DSC_0298

Está hecha toda una exploradora y yo la instigo para que así sea. Me encanta lo intrépida que es, aunque busque mi aprobación con la mirada. Qué bonita cuando me mira como diciendo: ¿puedo bajar por este barranquillo? Y yo le digo: ¡Corre Telma! (con un pellizco,eso sí)) y ella baja que se las pela, con su carilla de entusiasmo.

DSC_0218

Me mira continuamente, debe conocerme mejor que yo misma. Por eso será que es tan oportuna con sus terapéuticos lametones.

Otras veces soy yo la que me la como a besos y entonces suspira y yo me la como.

DSC_0315

Pues eso, que nos encantan los paseicos en el campo y llegamos a casa tan contentas y relajadas.

:)

Fotos  realizadas por Jorge Toro para Ojo de Pez.

2004, 2015

Jesusito de mi vida, eres niño como yo…

por |20/04/2015 |Psicología y Coaching|11 Comentarios

amor

Dibujo realizado por Juan Luis López

Jesusito de mi vida, eres niño como yo, por eso te quiero tanto, que te doy mi corazón, tómalo, tómalo, tuyo es y mío.. también.

Cuando a una le da por echar la vista atrás, por curiosear en su infancia y tal vez, rescatar y pasar un rato con esa niñita incluso aprender de ella, descubre joyas como ésta.

Yo no recuerdo esto de rezar, pero por lo visto lo hacía. Me lo cuenta mi madre, que la someto al tercer grado últimamente quizá, para descubrir cosas como ésta, que me ayudan a entender otras que vinieron después. Tan pequeñita y ya dando mi corazoncillo a cualquier Jesusito de la vida. Así sin mas, porque es un niño como yo. Y algo me debía a mí de chirriar ya de pequeña, porque me cuenta la madre que me parió, que yo no estaba conforme con aquello y por eso cambiaba la versión de tal rezo, de manera que terminaba con; “ ..tuyo es y mío también”, en lugar del clásico; “..tuyo es y mío no”.

A mi madre le hacía mucha gracia mi versión, menos mal.

Pues eso, que me alegra saber de mi pequeña reivindicación infantil y de que mi madre no me lo censurara.
Aunque, volviendo al asunto en cuestión, puedo decir con toda certeza, que ese fue mi primer amor, o por lo menos, la primera persona, con la que compartí mi corazón, así sin conocerlo “ni ná” .Y supongo, que no era la única en su vida. Debía tener muchos corazones, el tal Jesusito.

Por eso, cuando hoy día alguien me dice: “ Tienes que quererte más y no entregarle tu corazón a cualquiera”, yo le pregunto: ¿Tú no rezabas,no?

😉

1004, 2015

La cartera de piel marrón

por |10/04/2015 |Microrrelatos|2 Comentarios

libros-vidriera

Como cada día, salía de casa de su abuela mamá Rafaela, con la cartera de piel marrón y los calcetines blancos hasta las rodillas. Esa mañana llovía. Hacía la misma operación que había venido haciendo durante tres meses. Paseaba en dirección al colegio, para no levantar sospechas, pero nunca llegaba a entrar. Tan solo lo hizo el primer día, pero no pasó del patio, donde después de dar unos bandazos de unas filas a otras y ser repudiado por los niños allí presentes, decidió que aquel no era su lugar porque no encontraba su sitio. Pensó que nadie lo entendería, así que hizo como si nada.

Vivían en el cortijo de la Mata, pero lo enviaron al pueblo a pasar los meses escolares con la abuela, para poder estudiar y hacerse un hombre de provecho.

Tenía siete años y creo que sabía, que tarde o temprano lo descubrirían. Y en el fondo, muy en el fondo, lo deseaba con todas sus fuerzas. Él no disfrutaba de aquello, ni mucho menos, pero se acostumbró y le daba forma cada día. Consiguió su primer título de vago y maleante, eso para los que no querían entender y preferían las versiones cortas y los atajos, es decir, la mayoría. Aun hoy, después de tantos años, lo recuerda con pena y frustración.Y quizá eso fue lo que mas le doliera, mas incluso que los golpes recibidos, por su padre, con aquel cinturón.
Nadie quiso en su fila al cateto, al diferente, al que nadie conoce. Y ni Don Bernardo, ni Don Pascual se percataron de la situación y tampoco hicieron por entenderla.
Fue precisamente esa mañana lluviosa, la que le delató. Escondió la cartera de piel marrón en la misma alcantarilla de cada día, pero esa mañana llovía a cántaros. La cartera la encontraron los jardineros. Él siempre sospechó de ellos. Quizá por cómo lo miraban cada día, andurreando solo por el pueblo, de un lado a otro. Ese día fue el fin y el principio.

Foto realizada por Jorge Toro para Ojo de Pez.

704, 2015

Cajitas macetero

por |07/04/2015 |Batiburrillo|11 Comentarios

cajitas

Durante una época de mi vida, me dio por coleccionar cajitas. De manera, que allá donde iba, me traía una. Al final, me junté con unas cuantas que disfruté y fui regalando. Las restantes, han estado guardadas en un cajón hasta esta primavera, que decidí llenarlas de vida.

cajita-maceta

Algunas de las plantas que tengo, en particular las suculentas, pierden de vez en cuando ramas, por golpes, coletazos de Telma, o su propio peso. Y, la verdad, me daba mucha pena tirarlas. Así que las metía en vasitos con agua, hasta que me acordé de las cajitas. ¡Qué buena pareja! Las cajitas tendrían una razón de ser y los esquejes continuarían dando vida.

suculenta

Y así lo hice, las rescaté del oscuro cajón, las llené de tierra y las cubrí de gloria.

cajitas-con-tierra

mini-maceta

mini-macetas

La verdad es que han quedado preciosas y ahora alegran pequeños rinconcitos de la casa. Incluso algunas, me han servido de regalos personalizados que han tenido muy buena acogida.

decoracion-cajitas

No sé si os puede dar alguna idea, pero también sirve cualquier recipiente que no uséis, por estropeado o por aburrimiento. Alguna tacita, tetera, cuencos, un sinfín, vaya.

 

Todas las fotos están realizadas por Jorge Toro para Ojo de Pez.

3003, 2015

Lenguas sucias

por |30/03/2015 |Microrrelatos|4 Comentarios

Dibujo realizado por Juan luis López

Dibujo realizado por Juan luis López

De repente imaginó, como si una bombilla se le iluminara en la cabeza,
lo extraordinario que sería que todas aquellas personas que usaran su lengua
para algo que no fuera decir y hacer cosas bonitas, dejarían de tenerla. La perderían para siempre.

Detestaba todo lo que no fuera crear y construir algo mejor. No entendía a esas personas que con tanta soltura y sin ningún tipo de pudor, se permitían opinar, alegremente, sobre la vida de otros. Incluso sin conocerlos, como un divertimento. Pero sobre todo, sin ningún pudor.
Se mostraba muy inflexible e intransigente en este sentido. Era algo que podía borrar su sonrisa de la cara y hacer que cambiara incluso de lugar. Le horrorizaba la superficialidad por encima de todo.
Nunca entendió la frivolidad, por mas esfuerzos y empeños. Ni siquiera en su justa medida.

Y en su imaginación, el mundo casi se queda sin lenguas. Muy pocas sobrevivieron.
Y el silencio, tan ausente y tan relegado a un segundo plano, cobró más protagonismo del que hubiera soñado nunca y se mostraba orgulloso, incluso, sacando pecho.

Las lenguas supervivientes de todas las partes del mundo, hablaban el mismo idioma.
Un lenguaje universal más allá de las palabras. Y esas lenguas, se enredaban las unas con las otras, con mucha pasión y amor. Y de tanto amarse,
nacieron otras lenguas puras y sanas, ajenas a otros tiempos pretéritos.

2403, 2015

Mi mejor amigo, por un ratito

por |24/03/2015 |Microrrelatos|2 Comentarios

Dibujo realizado por Juan Luis López

Dibujo realizado por Juan Luis López

 

Hay lugares especiales, personas especiales y momentos especiales. Y si juntas estos tres ingredientes, aparece El Soria, como por arte de magia.

No es un bar cualquiera, ni mucho menos. Si lo conoces me entiendes y sobran las palabras, porque es mas de sentimiento. Y si no lo conoces, muy mal hecho. Es de esos sitios a los que puedes ir a tomarte una cerveza solo, sin tus amigos y te encontrarás acompañado.

Es un lugar en el que si estás triste, te regalan una libreta y una mirada cómplice y si se te olvida la entrada del concierto de Coque Malla, te llevan a tu casa en moto para que llegues a tiempo.

En El Soria se viven bonitas historias, porque la gente que allí va, se impregna de la magia de sus paredes.

Un día cualquiera de esos que te pasas por allí como quien no quiere la cosa,  te tropiezas en la barra con alguien, que como tú está solo pero sin estarlo. Y compartes hueco e incluso tapa y se inicia una agradable y distendida conversación. Una de esas fáciles y cómodas, como de toda la vida. Y por un momento, se convierte en tu mejor amigo del día, porque te lo alegra.

Habláis el mismo idioma, por eso os entendéis. Y por un momento, viajáis al campo y os rodeáis de tomates olorosos, de calabacines en su salsa, de especias exóticas, incluso de gallinas y huevos. Y aunque la conversación no dura mucho, es bonita, incluso especial. Y te imaginas a tu mejor amigo del día de muchachillo, en el mismo bar, pero hace muchos años, cuando también Fran era un muchachillo y era su padre, un señor serio, el que alegraba también la vida de sus clientes haciéndosela mas fácil y bonita. Y eso te lo imaginas porque él te lo cuenta, porque seguro que también está cómodo con la conversación y la compañía.

Y es que a veces, las mejores conversaciones se tienen con desconocidos. Estoy convencida de ello.

Gracias, muchachillo.. Por un ratito fuiste mi mejor amigo.

Dibujo realizado por juan Luis López

Dibujo realizado por Juan Luis López

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR